Los riesgos psicosociales en el trabajo y cómo prevenirlos

Los cambios que han ocurrido en las últimas décadas en cuanto a los procesos laborales y la organización del trabajo han originado nuevos riesgos psicosociales que afectan a la salud y la calidad de vida de los trabajadores. Por tanto, en cualquier organización es de vital importancia conocer cuáles son los factores organizacionales presentes en el puesto de trabajo, los riesgos psicosociales y las consecuencias de los mismos, así como el proceso de evaluación que realizan las organizaciones, ya que son puntos clave para prevenir los riesgos psicosociales en el trabajo.

Clima laboral: un factor de éxito a largo plazo

Para que las organizaciones progresen, es fundamental trabajar para generar un buen clima laboral. Esto influye en la satisfacción de los empleados y por tanto en su productividad, nos hace sentirnos mejor y nos genera un sentimiento muy positivo hacia el trabajo. Sin embargo, muchas organizaciones consideran que mejorar el clima laboral requiere una alta inversión o simplemente no le dan la importancia que requiere. Esto es un gran error, puesto que las consecuencias de un mal ambiente laboral terminan siendo mucho más costosas a largo plazo.
Construir un clima laboral positivo es tarea de todos los integrantes de la organización, y en su consecución influyen múltiples factores físicos, como la iluminación, ventilación o distribución del espacio, así como factores interpersonales, como el comportamiento de las personas, su manera de trabajar y de relacionarse, la interacción de los trabajadores con la empresa, y viceversa, y la propia actividad de cada uno, y cómo todo esto influye en los resultados y éxito de la organización.

EL RECONOCIMIENTO LABORAL: LA TÉCNICA CLAVE PARA LA RETENCIÓN DEL TALENTO

El reconocimiento laboral es la técnica clave para retener el talento. Es de vital importancia que los trabajadores sepan que su trabajo es reconocido y que su aportación es condición necesaria para que la organización alcance el éxito. De otro modo, no saber apreciar la labor y el desempeño de nuestros trabajadores mina la moral de los mismos, dándoles un aliciente para buscar otra empresa donde sí se les reconozca.
Pero tenemos que partir del hecho de que para llevar a cabo un reconocimiento constructivo y efectivo, no llega sólo con recompensar al trabajador con incrementos salariales, con aplaudirle o darle palmaditas, sino que tiene que ver con esa necesidad que tenemos los trabajadores de sentirnos apreciados y no ignorados, para lo cual sería imprescindible que los jefes aplicasen una serie de prácticas clave para en sus empresas para reconocer laboralmente a sus empleados.