Experiencia clienteGestión remota de clientesNoticias

 

Hoy queremos compartir con vosotros un caso de éxito que estamos desarrollando para una importante entidad financiera, y descubriros cómo llevamos un programa formativo 100% adaptado al cliente y a los retos presentes y futuros del sector.

 

Se trata del programa Lidera DAR en el cual la entidad nos ha solicitado que trabajemos con los “Directores de Alto Rendimiento”, es decir, 24 de los Directores y Directoras de Oficina con mayor potencial de la organización.

 

Los objetivos fundamentales son dos:

 

– En primer lugar, identificar cuáles son los puntos en común que tienen los mejores Directores de la Entidad, y a partir de esa información poder desarrollar dichos puntos en otros perfiles de la misma.

 

– Y además, potenciar el desarrollo profesional y personal de este colectivo, para que estén preparados para asumir los nuevos retos que pueden llegar en el futuro.

 

Para lograr este doble objetivo, estamos utilizando hasta 6 herramientas de autoconocimiento, que son las siguientes:

 

– Sikkhona: esta herramienta de diagnóstico de equipos nos permite conocer el nivel de desarrollo que tiene el equipo en cuanto a su grado de confianza.

 

– Competence Vision: herramienta desarrollada íntegramente por Fides, consistente en un cuestionario que permite conocer de forma rápida y sencilla la visión que el equipo tiene acerca de su líder, en relación a las competencias seleccionadas como críticas en la Organización.

 

– MBTI: identifica las preferencias personales más importantes, clasificándolas y estableciendo patrones de personalidad.

 

– FIRO-B: referido a las preferencias interpersonales. Se trata de una herramienta que mide el grado de necesidad en tres áreas (involucración, influencia y conectividad) y dos dimensiones (expresada y deseada).

 

– The Leadership Circle: cuestionario de 360°, que identifica las principales potencialidades y áreas de desarrollo del líder, y lo compara con más de 200.000 líderes en todo el mundo.

 

– CSI: estudia el grado o nivel de aceptación al cambio, y la forma de afrontarlo.

 

Con toda esta información, que van trabajando en sucesivos módulos presenciales con los mejores expertos en cada campo, los participantes tienen una visión completa acerca de su situación actual, y trabajamos de forma individual en aquello que necesitan para alcanzar la excelencia.

 

De forma paralela a esta formación, los participantes cuentan con un Mentor de la Entidad, que los acompaña en su proceso de desarrollo y que se ocupa fundamentalmente de que siempre estén presentes los valores de la Organización.

 

A partir de enero, cada participante comenzará un proceso de coaching ejecutivo individual, en el que se utilizará como punto de partida el resultado en los distintos instrumentos utilizados.

Arán Odriozola